EL LIBRO DE MIRIAM BRITO O EL CAMINO DEL INFIERNO

Miguel Febles, El Día, 29 de septiembre 2021

Estuve la semana pasada en la circulación de un libro del que ahora comparto impresiones del acto como de la obra, escrita sin pretensiones literarias, pero con una fuerza extraordinaria fruto de la experiencia de una de sus autoras, que en gran medida ha dejado fluir su memoria de manera lineal, un hecho que la priva del pulimento de las obras literarias, pero que la dota, en cambio, de la ligereza propia de los testimonios.

“Miriam Brito, la historia real de mi vida” salió a la luz pública el día 22 de septiembre, miércoles, durante un acto en el Colegio Dominicano de Periodistas en el que a veces se podía palpar la atmósfera emotiva que todavía, por fuerza, rodea la vida de esta mujer y sus familiares cercanos por el ambiente de violencia del que estuvo rodeada unos 20 años.

El desenlace de aquella dolorosa experiencia de la vida pública dominicana es conocido de muchos. Otros pueden hasta haberlo olvidado por la espiral de violencia intrafamiliar que envuelve desde hace unos años a la sociedad dominicana, sin embargo, el relato mantiene la atención del lector, no necesariamente por ver cómo termina, sino por entender cómo teje el destino la trama de una relación de final infeliz.

Tres momentos importantes matizan la estructura narrativa de “Miriam Brito, la historia real de mi vida”. El primero de ellos, la infancia o el tiempo de la felicidad; el dolor, que hace despertar porque se toman decisiones trascendentales que cambian la vida y a veces hacen crecer y, al final, la vida, disparada como las balas, condenadas a concluir en la dirección que fue disparada.

El libro ha salido a la luz bajo la firma de Miriam Brito y Nancy Brito. La primera es, sin duda, protagonista de una vida trágica de huidas y retornos, de violencia íntima y familiar a la que no hubo manera de sustraer ni siquiera a los hijos procreados con José Castro (Joselito), que llegó a ser una persona conocida en San Cristóbal y la Capital por la fortuna levantada a partir del negocio de los agregados de construcción.

La segunda, Nancy Brito, es una periodista de extendida experiencia en quien uno supone la mano que hilvana y finalmente deja la historia sobre el papel.

El libro empezó en una libreta en Najayo Mujeres, a donde fue a dar Miriam en los primeros años del siglo. Nunca dejó de alimentar su idea de contar la historia real de su vida, tal vez para sacársela de adentro, pero sin duda, para dejar un testimonio que les muestre a otros cómo se puede descender, paso a paso, a los círculos más profundos del infierno.

Es un libro para leerlo de un tirón, para hacerse preguntas y, si es posible, intentar respuestas, porque, como escribió Neruda en Versainograma a Santo Domingo, “…las cosas no se aclaran nunca/con el olvido ni con el silencio.

Enlace de la noticia: https://eldia.com.do/el-libro-de-miriam-brito-o-el-camino-del-infierno/


A %d blogueros les gusta esto: