¡LAS CONTRACCIONES GRAMATICALES!

Adelaida Martínez, El Caribe, 19 de agosto 2021

“¿Pa qué quieres saberlo?”, “Ni na voy a decir”, “To e to y na e na”, “Y e fácil”, son algunas de las contracciones gramaticales que los dominicanos estamos acostumbrados a utilizar en el habla popular, pero como ven, a estos no les he colocado tilde ni apóstrofo pues gramaticalmente es incorrecto, ya que pasan a ser monosílabos.

Así lo explica la Fundéu: “Las formas pa, na y to son contracciones con las que se transcriben variantes del habla popular. Así escritas, las voces para, nada y todo pasan a ser monosilábicas y, como indica la Ortografía de la lengua española, las palabras de una sola sílaba no se acentúan gráficamente, salvo en los casos de tilde diacrítica”. Tal como lo explican las fuentes oficiales, cuando se da una contracción gramatical –contraer o reducir una palabra— en la mayoría de los casos estamos convirtiendo vocablos en monosílabos y recuerden que estos no llevan tilde, salvo excepciones que ya explicamos en la entrega número 5 de “Errores ortográficos más comunes en los medios”.

Ahora bien, como toda regla tiene su excepción, cuando se da la fusión de dos palabras “reducidas”, sí aplica colocar el apóstrofo. Para que se entienda mejor, podemos citar los siguientes casos que son muy utilizados en el habla popular de la República Dominicana.

– Me voy pa´l (para + el) pueblo a ver a mi familia.

– Siga pa´lante (para + adelante) mi hermano y no le pare a na.

– Voy pa’llá (para + allá) aunque llueva.

Como pueden ver, tanto en “pa´l”, “pa´lante” como en “pa’llá, se dan las fusiones de dos palabras y es correcto en este caso aplicar el apóstrofo para diferenciar estas expresiones y dejar saber que su origen radica de cortar dos palabras y unirlas para conformar una.

La regla gramatical sobre las contracciones es amplia, pero quise enfocarme en las expresiones más comunes del habla popular del dominicano que suelen utilizar en los medios de comunicación, cometiendo el error, muchas veces, de colocar tildes a contracciones que pasan a ser monosílabos.

Para cerrar, si me preguntan si estoy de acuerdo con las contracciones gramaticales, mi respuesta es no. Considero que es un recurso que perjudica la buena dicción e incluso influye en términos negativos a la hora de escribir y hablar correctamente el español porque desvirtúa el uso adecuado de las palabras.

¡Gracias por leerme!

Enlace de la noticia: https://www.elcaribe.com.do/opiniones/las-contracciones-gramaticales/


A %d blogueros les gusta esto: