LA CULTURA FRANCESA PIDE MASIVAMENTE LA APERTURA DE LAS LIBRERÍAS DURANTE EL CONFINAMIENTO

Juan Pedro Quiñonero, ABC, 31 octubre 2020

PARÍS. Un total de 250 escritores, editores y libreros, entre los más importantes de Francia, han publicado un manifiesto dirigido a Emmanuel Macron protestando por el cierre de las librerías, durante el confinamiento, afirmando que el libro «no es un producto como los otros», recordando que es «un bien que debe ser defendido por las naciones en todo momento y en todas las circunstancias».

Antoine Gallimard, gran editor; Patrick Modiano, el escritor francés más importante de nuestro tiempo; Héloïse d’Ormesson, apellido de una dinastía ilustre; Marcel Gauchet, gran ensayista, entre otros 250 escritores, editores y libreros, se dirigen a Macron en unos términos muy graves para protestar por el cierre de las librerías.

En su decreto y defensa del segundo confinamiento nacional, Emmanuel Macron y su Gobierno insistieron en que solo podrían abrir los comercios «de primera necesidad». Ese punto concreto ha provocado reacciones en cadena del mundo de la cultura literaria francesa.

La Academia y el jurado del premio Goncourt, entre otros, anunciaron el aplazamiento sine día de la concesión de los grandes premios literarios de la temporada. FNAC anunció muy pronto el cierre solidario de las librerías de sus establecimientos. Paradójicamente, FNAC y otras grandes superficies pueden abrir y vender libros, cuando las librerías están obligadas a cerrar.

El manifiesto de los 250 escritores, editores y libreros se inscribe en una masiva estela nacional, que pudiera crecer.

El manifiesto recuerda esta evidencia: «La vuelta de los lectores a las librerías, tras el primer confinamiento, dejó muy claro la sed de lectura, semillero de mil mundos reales e imaginarios. Esa vuelta a las librerías ilustraba nuestro deseo de defender ese lugar de vida, debate e ideas, indispensables para nuestra cultura, en el corazón de nuestras ciudades. Sepamos escuchar ese deseo».

El manifestó concluye lanzando una petición muy urgente, una brizna irónica: «Señor presidente, le pedimos que deje a las librerías abrir sus puertas, y acepte recibirnos a los firmantes de este manifiesto, que le entregaremos en mano, enmascarados y respetando los gestos barrera, en cuanto usted nos invite».

https://www.abc.es/cultura/abci-cultura-francesa-pide-masivamente-apertura-librerias-durante-confinamiento-202010311003_noticia.html


A %d blogueros les gusta esto: