PEQUEÑAS EXCUSAS

María José Rincón, Diario Libre, 27 de agosto 2019

La tarde de mi ingreso en la Academia Dominicana de la Lengua le dediqué mi discurso al primer diccionario monolingüe del español; quería compartir el placer de leer diccionarios como si de novelas de aventuras se trataran. Tanto disfrutamos aquella tarde que Inés Aizpún me propuso encargarme de una columna semanal en Diario Libre sobre temas lingüísticos con la condición de que mantuviera el tono desenfadado de aquella tarde académica. Nació así esta columna.

Lo que me parecía que iba a ser una asignación de corto aliento, por aquello de que a pocos parece interesarles la corrección lingüística, si nos atenemos a lo que nos toca oír y leer todos los días, se ha consolidado con los años, gracias a la difusión de Diario Libre y, sobre todo, gracias a los lectores.

Mi nuevo libro, De la eñe a la zeta, recopila más de cuatrocientas Eñes como pequeñas excusas para compartir con mis lectores mi pasión por nuestra lengua.

Hay pocas cosas tan apasionantes como buscar ese destello que transforma la dificultad y la aridez de los temas lingüísticos en una explicación curiosa o sorprendente, capaz de atraer el interés o de despertar la emoción de los lectores.

En las páginas de este libro tienen un repaso azaroso por dudas ortográficas o gramaticales, con algún que otro boche; un repaso azaroso por usos léxicos dominicanos, y no solo dominicanos; muchos diccionarios, algunas aficiones literarias y algunas curiosidades de nuestra lengua y de nuestra relación con ella. Me conformo con que su lectura aporte a que seamos conscientes del valor que representa para nosotros el buen uso de la lengua.

Enlace de la noticia: https://www.diariolibre.com/revista/blogs/ene/pequenas-excusas-JC13888100


A %d blogueros les gusta esto: