ALQUILER DE LIBROS

Argénida Romero, Diario Libre, 17 abril 2017

“Los jóvenes de ahora no leen”. Es una afirmación que, con sus variantes, podemos oír uno que otro día cuando se discute el futuro del libro y la literatura. Pero para Elías Serulle es una generalización que es desmentida en su experiencia como creador junto a Ángel Palacio de Bookworms: un servicio de alquiler de libros online.

En un pequeño local en el centro de la ciudad de Santo Domingo, Serulle conversa con DL sobre este particular proyecto, que nació de su pasión por la lectura y la intención de crear un novedoso sistema de negocios que incluyera el mundo de los libros.

Cuenta que luego de participar en 2015 en una actividad de emprendedores enfocados en nuevos proyectos, se planteó la idea junto a su amigo Ángel. La intención era “intentar mezclar un poquito lo clásico, con un mecanismo nuevo”.

“Abrimos la página en tres días, porque es una plataforma online. El inventario inicial fue el mío y de Ángel compartido, era algo entre 350 y 370 libros. Entonces arrancamos probando, porque es algo que entendí, que antes de lanzarnos teníamos que entender que estás ofreciendo. Solamente no pensamos en los libros, sino cómo organizar el servicio, cómo alguien se inscribe, cómo pide”.

Enfocaron a su primer público: sus amigos. Y el vínculo fue el normal en estos tiempos: las redes sociales. Con los meses, y a partir de las recomendaciones, Bookworms RD fue creciendo. Para julio de 2016 decidieron abrir el sistema para todo público.

Alquilar libros online

Ángel Palacios es puntual en las entregas. Entrega los libros siempre con una sonrisa. El sello de la entrega tiene la originalidad de los simple. Los textos llegan envueltos en papel periódico con un post-it con un mensaje que da la bienvenida a la lectura.

El sonriente repartidor dice que el servicio de entrega se limita al Distrito Nacional, y que tanto él como Elías participan en la entrega, que empieza con un click en una página web donde seleccionas cuántos libros quieres alquilar y por cuánto tiempo.

“¿Alguien se ha quedado con algún libro?”. Elías responde que los menos. Dos personas. “Es un riesgo. Quizás en algún momento planteemos una medida para aminorar ese riesgo, como un costo adicional. Pero el que se inscribe en este servicio es de gente que le gusta la lectura, que le tiene respeto a libro, que entiende, de tener conciencia de que se trata”.

Y la afirmación nace de la experiencia con sus clientes, quienes asegura comprende un grupo menor de los 35 años. “Muchos no tienen espacio suficiente para almacenar muchos libros”, dice y asegura que esa es una de las razones de muchos de los inscritos en el servicio de Bookworms, les permite leer libros sin tener que buscar un sitio donde almacenarlos.

“Es el reflejo de lo que somos. Tenemos mucho contacto con mucha gente joven, inclusive gente que nos comparte es gente cercana a nosotros. Hay un acercamiento a los más jóvenes por nosotros. La gente se interesa mucho por el libro en inglés, algo bueno para nosotros, porque aquí hay poca venta de libros en inglés”.

Los jóvenes leen

Para Elías el tema de que si los más jóvenes leen o no está zanjado, aunque está claro que República Dominicana no es un país que se destaque por su alta incidencia lectora frente a otros países.

“Esa percepción de que la gente no lee es exagerada. En este país desde siempre hemos sido menos lectores que el promedio que hay en otros países, pero es un problema social, pero hay mucha gente apasionada con la lectura. Sí, será un nicho en dentro del país, principalmente porque nos enfocamos en la ciudad, pero esa afirmación de que la gente no lee o que esta generación no lee es completamente errónea”, expresa.

El joven mercadólogo considera, además, de que libro impreso no va a desaparecer por completo. “Podría llegar a ser un objeto artesanal, pero no se va a ir. Y no creo que lo vaya a desplazar el libro electrónico. Un Kindle nunca va a reemplazar un libro. Y no es por hispter ni por snob, es que literalmente no es lo mismo”.

Ante el cierre en los últimos años de varias librerías en Santo Domingo, Elías ve la necesidad de que estos espacios se actualicen y adecuen a los lectores. “Hay un lado social que les afecta, pero entiendo que por otra parte puedes quejarte del ambiente o sentarte a pensar cómo adaptarte”.

https://www.diariolibre.com/revista/cultura/bookworms-rd-el-libro-de-siempre-encuentra-caminos-en-las-nuevas-redes-LJ6821904

Nota de Buena Lectura: Enlace relacionado:

https://www.bookwormsrd.com/

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: