UNA FERIA CENTRADA EN EL LIBRO

Carmen Guzmán, Listín Diario, 11 septiembre 2016

La Feria del Libro moviliza cada punto del país, pues los ciudadanos aprovechan esos días para distraerse con las actividades que les ofrece el principal evento cultural dominicano. Las escuelas y colegios privados se hacen partícipes del evento ofertando a sus alumnos salidas extracurriculares.

Algunos acuden a comprar esos libros que tanto buscan y otros van a disfrutar de los espectáculos y conciertos que allí se realizan; pero una gran parte solo acude para degustar de comida rápida, adquirir “mata tiempos” y pasar un rato en amigos.

Con el fin de resaltar el valor de la lectura y amor por los libros, los organizadores trabajan para que este año todas las actividades de la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2016 estén centradas en el libro, sacando del programa aquellas que, aunque culturales, no suman puntos en la venta de textos.

Más organización

Al igual que el año pasado, la Plaza de la Cultura acogerá unas 215 casetas donde expondrán su mercancía librerías, casas editoriales e instituciones culturales como universidades y fundaciones.

Valentín Amaro, director del Libro y la Lectura, comenta que la diferencia con relación al 2015 es que ahora los stands estarán más organizados y mejor distribuidos en toda la plaza, de manera que se les pueda dejar a las personas espacio para recrearse, respirar y descansar.

Como siempre, las actividades dirigidas continúan siendo parte del programa y a los estudiantes se les asignarán algunas funciones.

“Queremos tener una participación universitaria activa. Ahora en septiembre todas las universidades inician semestre, entonces estamos en esa gestión, de manera que si tenemos a un conferencista de Filosofía es nuestro interés que la Escuela de Filosofía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, por ejemplo, este allí presente”.

En ese sentido, expresa que el Instituto Superior de Formación Docente Salome Ureña estará presente en algunas conferencias, ya que la feria está dedicada a esta ilustre poetisa.

Trabajos en toda la Plaza

Las diferentes instituciones que se encuentran dentro de la Plaza de la Cultura continuarán con sus labores de siempre, pero sus pabellones servirán como apoyo a la feria.

“La feria del libro tiene un programa variado y la Biblioteca Nacional se incorpora en todo lo que es el programa; numerosas actividades serán realizadas allí, así como en los otros salones de los distintos museos”, explicó.

En ocasiones, debido a la gran participación de escritores que acuden a presentar sus libros, a los encuentros entre autores nacionales e internacionales y las actividades de los clubes de lectura y talleres literarios, es necesario utilizar los salones de los museos. Al margen de estas actividades estas instituciones seguirán abiertas al público que desee visitarlos.

Actividades  excluidas

La XIX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2016 (FIL 2016) tendrá lugar del 19 de septiembre al 2 de octubre. Con el propósito de que los visitantes puedan disfrutar de un buen programa cultural, la presente edición presenta algunos cambios. Varios espacios serán reducidos, entre estos el área de alimentos y bebidas. El director del Libro y la Lectura explica que este espacio no se puede eliminar definitivamente, pues un evento como la feria amerita tener alimentos y bebidas (A y B).

“El área de A y B es necesaria, porque una persona que viene con su familia a la feria, desde que pasa una hora de recorrido ya los niños están pidiéndo agua. Estamos procurando para esta feria que ese espacio sea cada vez más reducido”, indicó Valentín Amaro.

Para evitar el desorden que generalmente se presenta en estas áreas, solo habrá dos puntos:uno ubicado entre la Gobernación y el Museo del Hombre Dominicano y otro en el espacio infantil.

“Los vendedores que se ubican fuera de la plaza quedan en manos de la nueva alcaldía, que también estará trabajando para controlar esa parte”, declaró.

La Feria Internacional del Libro de Santo Domingo no solo ha ofertado actividades lúdicas y artísticas, bien sea mediante teatro de calle, estatuas vivientes y conciertos al aire libre. Este año, estas propuestas fueron sacadas del programa.

“Estamos trabajando para enfocarnos muy específicamente en el libro, por eso no tendremos grandes espectáculos, ni teatro de calle, ni la tribuna al aire libre, ni los saltimbanqui, ni las estatuas vivas; la idea es que el libro sea enteramente el protagonista del evento”, enfatizó el director del Libro y la Lectura.

Seguridad para todos

Con la alta tasa de inseguridad que se vive en el país, es menester ampliar y brindar a la sociedad la confianza de seguridad dentro de la feria.

Como cada año, el Ministerio de Cultura hace sus esfuerzos para disponer de seguridad privada que vele por el cuidado de los visitantes, así como la presencia de agentes de la Policía Nacional y el Ejército.

“Habrá un despliegue de agentes que se moverán en la feria, tanto uniformados como secretos, desde las nueve de la mañana hasta después de que la feria cierra, porque ahí quedan los libros y las pertenencias de las personas que trabajan en los stands. Eso es una preocupación permanente del Ministerio de Cultura”, dijo Amaro.

Además de velar por la seguridad de los visitantes, los organizadores trabajan para que durante todo el día y la noche esté presente el personal de limpieza.

“Una de las cosas que nos han elogiado siempre es la limpieza y el orden y en eso no desmayamos, porque es de capital importancia para que el evento siga siendo exitoso”, resaltó.

Novedades

En esta nueva entrega, además de reducir los espacios de comida y sacar del programa teatro de calle y los musicales que se realizaban al aire libre se introducirán nuevos espacios.

El pabellón de microrrelatos será una de las novedades que tendrá el evento. Varios cultivadores del género en el país estarán allí, entre ellos Nan Chevalier, Ibeth Guzmán, Leo Silverio, Rafael García Romero y Luis Martín Gómez.

El director ejecutivo de la Feria del Libro, Pedro Antonio Valdez, resalta: “Este será un pabellón novedoso, pues es la primera vez que se construye un espacio para este nuevo género en el continente completo”.

Destaca que otra novedad será el “Boulevard de la décima dominicana”, dedicada a la historia de este género. El pabellón, dice Valdez, evoca la relación con la literatura oral de nuestro país y lo que somos a través de la historia. Allí se agotarán talleres sobre décimas, presentaciones y libros.

“Vamos a tener un ciclo de coloquios sobre Salomé Ureña, el bicentenario de Matías Ramón Mella, Pedro Peix y Rubén Darío. Y una programación de paneles en torno al origen y evolución del hombre dominicano desde el contexto sociológico y cultural”, agrega Valdez.

http://www.listindiario.com/la-vida/2016/09/11/434718/una-feria-centrada-en-el-libro


A %d blogueros les gusta esto: