ADELA DORE

Noris Eusebio-Pol, mayanep@gmail.com

Me gustaría que asistan a la exposición de mi hija titulada "Adela Dore ha muerto". La exhibición tiene una primera etapa en la web, desde el 25 de julio hasta el 18 de agosto:

www.adeladore.com

Luego una segunda etapa, del 18 al 25 agosto en Casa Quien, calle Arzobispo Nouel esquina Sánchez, Zona Colonial.

Para compras, los interesados pueden escribir a:

adeladore@gmail.com

o llamar al teléfono 819-642-8046

El último día de la exposición, 25 de agosto, a las 7:00 p.m., la artista celebrará un ritual performático y a las 10:00 p.m. se hará una quema de obras que no hayan encontrado dueño.

La artista reflexiona su exposición de la siguiente manera:

“Hay formas que se cristalizan, hay formas que fijan la energía y no permiten su circulación. Como un nombre, como la idea de sí, como nuestra historia, pueden dejarnos estáticxs, sin danza, simulación de movimiento en un eterno loop.

¿Te has detenido a tomar conciencia de cuánto espacio nos permitimos para soltar, liberar? ¿Cuánto de nuestra potencia permitimos mostrar? ¿Cuán fijado quedamos en los roles y en las ideas que tienen de nosotrxs por miedo? ¿Miedo a no ser reconocidxs? Casi como morir.

Estuve tres años alejada del arte, sumergida en un viaje de autoexploración a través de formas que me permitieran entrar en estados ampliados de consciencia, a través del estudio de lenguajes sagrados que me han ayudado a shift mi manera de pensar y a través de nuevas formas de vinculación. Me encontré derribando y ampliando muchos límites, y hoy que vuelvo a lo que toda mi vida llamé hogar, me doy cuenta de que nunca se regresa, y que lo que una vez fue hogar puede llegar a sentirse extranjero, porque no lo reconozco ya en mi.

Ampliar es permitirse romper, transformar es permitirse morir y hoy que decido hacer arte, es imposible regresar.

Esto es un acto simbólico en el que me despojo de un nombre y de todo lo creado en torno a él, para que la energía contenida se libere.

Les invito a que me acompañen en el despojo a través de dos modalidades: la venta de las obras para que dejen de ser mías, y por último, a través de un ritual performático en el cual quemaremos todas las obras que no pasen a otras manos. Dando paso al cierre de un ciclo, por medio de la transformación y la liberación.”

Abrazos y gracias

arte-pres-13-


A %d blogueros les gusta esto: