UNA FERIA MODÉLICA

José Rafael Sosa, Como Cada Domingo, El Nacional, 1 noviembre 2015

La II Feria del Libro de Historia 2015 que concluyó ayer sábado el Archivo General de la Nación, en homenaje del historiador Emilio Cordero Michel (de quien generaciones estudiantiles deben el haber cambiado su visión de la historia dominicana), debe ser vista como modelo de feria de lectores profesionales, con un programa de altísimo valor científico a cargo de historiadores, estudiosos y cineastas de temas históricos, a lo que se agrega un trato hospitalario excelente a los libreros invitados, con amplio material de apoyo a sus visitantes (incluyendo los libros puestos a circular).

Nueva vez el Archivo General de la Nación, que ratifica su carácter bastante excepcional como unidad de servicios públicos, sienta un sello que se establece como referencia. Bien ha hecho el Ministerio de Cultura al respaldar la iniciativa, de la cual es posible extraer experiencias para ser multiplicadas en muchos otros proyectos de difusión editorial.

A esta feria asisten investigadores y lectores profesionales. No son masivos. Pero los que acuden, compran y disfrutan el tema.

Un equipo profesional, que encabeza e inspira Roberto Cassá, ha dotado de dignidad el servicio gubernamental al público, ha hecho eficiente la inter-acción con la gente que acude allí a investigar, protegiendo y promoviendo el patrimonio histórico dominicano, superando vergonzantes etapas de depredación (respecto de la cual hace falta encontrar culpables y transparentar todo el daño que se hizo).

Como esta feria temática especializada, pariendo de una institución pública, esta segunda versión de la Feria del Libro de Historia, ha reivindicado figuras como el historiador don VertilioAlfáu Durán (puesto en valor con la publicación de sus trabajos en la revista Ahora y presentado magistralmente por José Chez Checo), o el avance de investigación La Dictadura Sonora, a cargo de un sorprendente Darío Tejada con su análisis de la forma en que Trujillo utilizó la música como alicate propagandístico y cómo promovió el merengue, pero para sus fines de sostenimiento cultural en el poder, o lo que ha logrado Gerardo Sepúlveda, al presentar como nunca antes, la Revolución Constitucionalista, con su documental Abril: Bodas de Oro con la Patria.

Esta II Feria del Libro de Historia ha sido uno de los sucesos culturales de este año y debe ser consignada como tal.

http://elnacional.com.do/como-cada-domingo-253/


A %d blogueros les gusta esto: