DE ÚLTIMA HORA

P. Jesús Hernández, sdb, Director de la BAS, chuysdb@hotmail.com

Entro al salón de Referencia de la BAS a tomar conciencia de lo expuesto con la intención de leer el proceso de cada realidad expuesta. El proyecto inicial quedó dominado por lo  sucedido de última hora.

1. Fin de abril, Feria Internacional del Libro XVIII: compré el mensaje del Papa Francisco sobre el Año Jubilar de la Misericordia; asistí a las solemnidades del programa y durante tres tardes me uní al obsequio dedicado a Beatriz Sarlo, premio internacional Pedro Henríquez Ureña quien regaló a la BAS ocho libros de su autoría; se hizo presente Luis O. Brea Franco con tres publicaciones conmemorativas del Ministerio de Cultura. Y, lo digo también, sufrí una tremenda decepción en el fallo de las obras completas de Pedro Henríquez Ureña con los 7 volúmenes anunciados en el programa y no presentados, a pesar de los afanes de Miguel de Mena

2. De sorpresa Bruno Rosario Candelier, el humanista dominicano a cabalidad, presidente de la Academia de la Lengua, dejó en la BAS 15 de sus títulos que dan realce a todas sus obras presentes en la BAS.

3. Hamlet Hermann, historiador de actualidad me invitó a colaborar en la revisión de su biblioteca. La BAS colaboró percibiendo una excelente colaboración de libros de tema social, dominicano e hispanoamericano.

4. En letra mayúscula debiera de escribirse el nombre del padre Rafael Pedroso por una participación inesperada que hace a la BAS heredera de su biblioteca personal. Quedaron en posesión de la BAS varios temas importantes: tema religioso (Biblia, teología, espiritualidad, liturgia, homiletica, patrística…), tema cubano (enciclopedia cubana y 15 volúmenes de Leví Marrero, grandes publicaciones de la editora “Universal” de Miami y múltiple reflejo de la historia y cultura cubana). No todo queda en la BAS.

5. De última hora, el viernes antes del 24, José Pérez, propietario de la editorial Búho, a través de Kyrsis, llamó a la BAS y le entregó, según costumbre, los últimos volúmenes publicados, unos 70. De todos modos, la cultura dominicana ocupa el número mayor de los expuestos en el 2015

6. Entre los libros preciosos llegaron como novedad dos obras relevantes, una de Frank Moya Pons: El Gran Cambio y otra de Soledad Álvarez: República Dominicana: Paisajes y Cultura.

7. Pero lo característico, buscado expresamente para la BAS y que marcará el 2015 como recuerdo del Bicentenario de Don Bosco, es el tema del Santo y de lo salesiano. Ocupa el lugar central con libros traídos de Madrid (Central Catequística Salesiana, unos 150) y otros de Roma (Del Instituto Histórico Salesiano y de la Universidad Pontificia Salesiana), verdaderas novedades en la BAS. En los flancos perduran unos 75 textos escritos por salesianos antillanos: entre cubanos, (Méndez…), Haitianos (Hippolyte…), Puertorriqueños (Robles…)y dominicanos (Luis Rosario…), y la serie completa (incompleta) del Boletín Salesiano de las Antillas. Se hace presente también el trabajo formal que realiza la BAS (bibliografías de filosofía, los 14 folletos publicados a partir del 2000 y el archivo de correspondencia de los últimos 20 años, así como las tesis de Licenciatura de los alumnos. etc…

8. Parte de estos libros estuvo expuesta en el Oratorio María Auxiliadora (OMA) por sugerencia e iniciativa de José Rafael Lantigua y el Padre Pablo Abreu; formo parte festiva de un obsequio público dedicado a Don Bosco. En los periódicos de estos días no se comunicó nada sobre la BAS. Apareció la noticia de que en el Seminario Santo Tomás de Aquino se dio por terminado el edificio de la nueva biblioteca Oscar A. Robles Toledano con capacidad de 80,000 mil volúmenes…. [Ese número es el que tiene la BAS en sus viejas aulas]. Últimos detalles.

9. El listado último expuesto refleja los 1,761 títulos: hay que buscar cada uno en su lugar; faltan los temas varios, por ejemplo, lo filosófico que solía ser el principal en otras ocasiones.

10. El cúmulo de datos en MICROISIS es algo exclusivo de la BAS. Entran uno a uno con la llegada mensual de unas 40 revistas filosóficas. Esta novedad en el registro resulta útil para los más exigentes usuarios (Edickson Minaya).

11. Aunque no se vea el trabajo, deja cansancio y agotamiento en estos días; crea la angustia de encontrar sitio en una biblioteca de topografía empírica.

12. Es conocido que se reciban libros donados, de los cuales solo una parte mínima es recibida, pero la mayor parte no son apropiados para la BAS y se transmiten a otras bibliotecas.

13. Hay un angulito relleno que muestra el ejemplo de series de revistas encuadernadas y de muchos libros restaurados. Signo de la gran inversión que se ha realizado últimamente en el taller J. J. Félix en las semanas resiente. A quien pregunte sobre la remodelación del monumento a Don Bosco y su entorno se le informará que es obra de Jesús Sandoval: y a quien indague futuros inmediatos le sonará el nombre de Rubén Bichara.

Todos estos nombres propios y acontecimientos son el contenido auténtico de la exposición y causa del cansancio y agotamiento de su director. En fe.


A %d blogueros les gusta esto: