UN MANOJO DE ESFUERZOS CULTURALES QUE PASAN DESAPERCIBIDOS

Joan Prats, www.7dias.com.do , 28 abril 2015

Ha pasado el primer fin de semana de la Feria Internacional del Libro de República Dominicana y, no obstante cualquier desacierto o queja de quienes la visitan, es innegable que se han hecho importantes actividades.

El problema es que la feria es una amalgama y se corre el riesgo de que la promoción a los grandes eventos haga pasar desapercibidos esfuerzos de gran valor cultural.

Un ejemplo de esto ocurrió el sábado 25 de abril con el panel “Análisis del lenguaje del cómic y sus mensajes para la juventud”,  impartido por Pavel Nathaniel González en el Espacio Joven de la feria, actividad en la que también participó Leorian Ricardo, de Moro Studio, editorial dedicada a la creación y publicación de cómics dominicanos.

El panel estaba pautado para las 6:00 de la tarde y esto, añadida la falta de una señalización práctica en la FILRD, permitió recorrer la Feria mientras se buscaba el Espacio Joven. Fue notoria la menor cantidad de visitantes que la que podía esperarse en el primer fin de semana de un evento de este tipo. Además, los inmensos espacios, que en otras ocasiones eran destinados a las editoriales del país, se han reducido de manera impresionante  y la mayoría estaban vacíos.

Al llegar al Espacio Joven faltando pocos minutos para el inicio del panel, la escasez de público era desalentadora. Aunque después fueron llegando más personas, estas iban y venían. No obstante, quienes permanecieron en la actividad se integraron a la conversación en la que González  trató de resumir el vasto esquema de su exposición. La interacción fue positiva.

Además, qué mejor tema que el cómic, un género de moda por tantos éxitos cinematográficos basados en historietas, para atraer al público joven a la lectura. De todas formas, si no se sabía de antemano la celebración de esta actividad, hubiera pasado como una más en el montón con las que cuenta el programa.

Otro ejemplo de esta falta de atención ocurrió el domingo 26 a las 3:00 de la tarde. Como parte del ciclo “Del libro a la pantalla”, en la Cinemateca Dominicana se realizó la proyección de “El Gran Gatsby”, un clásico del cine dirigido por Jack Clayton, con Robert Redford y Mia Farrow en los papeles principales y con un guión escrito por Francis Ford Coppola.

Pese a que era importante, no se informó la participación del Club de Lectores de la Embajada de los Estados Unidos en Santo Domingo, cuyos miembros recién habían concluido la lectura de la novela de F. Scott Fitzgerald, obra en la que se basa la película.

No obstante, suficientes personas fueron a ver la película, algunas de las cuales hablaban con frecuencia o utilizaban sus celulares durante la proyección, finalizada la cual los miembros del Club de Lectores se reunieron en el salón de conferencias de la Cinemateca para entablar una discusión abierta sobre la experiencia de leer el libro y cómo fue interpretado en la pantalla.

La tertulia fue una experiencia incluso más agradable que la película misma. Todos los presentes tuvieron la oportunidad de hablar sobre sus dudas sobre algunas escenas, intercambiar opiniones sobre las motivaciones de los personajes y otros detalles relacionados a la historia de Fitzgerald, tanto en la versión literaria como el filme basado en ella.

Al concluir la actividad ya había caído la noche y la cantidad de personas que circulaban en el espacio de la FILRD habían aumentado pero, incluso entre tantos individuos y distracciones, era difícil de creer que todas las iniciativas culturales reciben la atención que merecen.

http://www.7dias.com.do/cultura/2015/04/28/i187271_filrd-2015-manojo-esfuerzos-culturales-que-pasan-desapercibidos.html#.VT-vLajkdZg


A %d blogueros les gusta esto: